domingo, 23 de julio de 2017

Dunkerque


Christopher Nolan nunca decepciona. Esta es la mejor frase con la que puedo empezar la crítica de su nueva cinta, Dunkerque, la primera película bélica de su filmografía. Nolan, director de la trilogía de El Caballero Oscuro, Origen (Inception) y Interstellar, nos trae una intensa historia basada en hechos reales. Una película narrada de forma brillante, con momentos de máxima tensión y escenas de guerra espectaculares y aterradoras.

Durante los inicios de la Segunda Guerra Mundial, el demoledor avance nazi por Europa puso en jaque a las principales potencias del viejo continente. Francia y Reino Unido unieron sus esfuerzos para tratar de frenar a los alemanes en su intento de conquistar Europa aunque sin éxito. Las tropas francesas, inglesas y belgas se vieron obligadas a arreplegarse en la población francesa de Dunkerque, con una de las playas más grandes del continente y relativamente cerca de Reino Unido. Durante los meses de mayo y junio de 1940, alrededor de 400.000 soldados aliados se encontraban en la playa de la ciudad rodeados por el ejército nazi, esperando poder huir hacía Inglaterra. Los barcos de guerra y de salvamento llegaban en cuentagotas y muchos fueron hundidos por los indestructibles submarinos alemanes.


La batalla se había perdido, pero para tener oportunidades de vencer la guerra, era de vital importancia rescatar el mayor número de soldados posible de las playas francesas. Entonces, se puso en marcha la Operación Dinamo, que consistía en usar embarcaciones mercantes para tratar de llegar hasta la costa francesa. La misión fue todo un éxito y durante la última semana de mayo y la primera de junio lograron evacuar unos 330.000 soldados belgas, ingleses y franceses. Un milagro.


La película cuenta tres historias independientes pero entrelazadas entre ellas. La primera se centra en la playa de Dunkerque; la segunda, en una embarcación que se dirige a Francia; y la tercera, en tres aviones de la RAF que protegen a los destructores ingleses de los bombarderos alemanes. Tierra, mar y aire. Las tres tramas, con sus respectivos protagonistas, son excelentes. La historia avanza a un ritmo frenético, con una tensión que te mantiene pegado a la butaca y con una banda sonora muy buena (Hans Zimmer tampoco falla nunca). Christopher Nolan demuestra una vez más su buen hacer detrás de las cámaras.

Por lo que respecta al reparto, es una película coral por lo que es difícil resaltar alguna interpretación. Sin embargo, Cillian Murphy, Tom Hardy y Mark Rylance destacan por encima del resto realizando un excelente trabajo.

En definitiva, Dunkerque es una intensa y vibrante historia de supervivencia, valentía y lealtad que te atrapa desde el primer instante. La recomiendo a todos los amantes del género bélico y a todos los fans de las películas de Christopher Nolan.

Puntuación: 8,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario