domingo, 9 de abril de 2017

Fences


Troy Maxson (Denzel Washington) es un hombre de mediana edad que vive en la ciudad de Pittsburgh (Estados Unidos) a mediados de los años 50 del siglo pasado. En esta ciudad estadounidense trabaja en la recogida de basura con su amigo Bono (Stephen Henderson) y vive con su mujer Rose (Viola Davis) y su hijo Cory (Jovan Adepo). El protagonista es una persona atormentada que no ha podido cumplir su sueño de jugar en la MLB (la Liga Nacional de Béisbol, en inglés) y ha sufrido una infancia y juventud difícil por culpa de su abusivo padre y su estancia en la cárcel. Estos sucesos dejan huella en Troy, que siente que la vida no ha sido justa con él y se convierte en un padre y marido que atormenta a su familia. Troy es especialmente severo, ya que no quiere que su hijo tenga aspiraciones en la vida y cumpla con su sueño de convertirse en jugador de fútbol americano.


Denzel Washington, director de la película, ha sabido retratar las condiciones de vida y los problemas de la clase obrera afroamericana en la década posterior a la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, el director va más allá de hacer un retrato general de la sociedad y se sumerge en los problemas de las relaciones familiares y las frustraciones personales. En el proceso, Washington representa la valla en el patio trasero de los Maxson como el elemento que intenta alejar los fracasos personales del protagonista en tiempos pasados, mantener la familia unida y protegerla de desgracias futuras.


La actuación de Denzel Washington en el largometraje es bastante buena. Debo decir que estoy acostumbrado a verle actuar en películas de acción y me ha sorprendido positivamente su papel en esta cinta por su habilidad interpretativa y su carisma. Viola Davis complementa bien a Washington en su papel de personaje secundario y actúa como el contrapeso del protagonista.

La cinta se caracteriza por la representación de la clase obrera afroamericana en los Estados Unidos de los años 50, a través de las relaciones entre los miembros de una unidad familiar y los efectos que tienen los fracasos personales en el padre de familia.

Puntuación: 7,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario