domingo, 5 de marzo de 2017

Moonlight


Ayer fui al cine a ver la película ganadora del Oscar a la Mejor Película de este año, La La Land. Perdón, Moonlight. Me he confundido. 

La cinta, dirigida por Barry Jenkins, es un duro relato que trata las diferentes etapas de la vida de un chico de raza negra con graves problemas sociales en un entorno tan conflictivo y marginal como lo es el mundo de la droga. Moonlight es una profunda historia de superación personal, con un reparto muy acertado y con un estilo muy marcado. Es una película que avanza muy despacio y en la que no ocurren demasiadas cosas, pero que expone y transmite a la perfección la dura vida del protagonista, los pensamientos de los personajes y sus sentimientos.

Por lo que respecta al reparto, todas las interpretaciones son muy dignas, de notable alto para arriba. Me gustaría hacer un mención especial para Mahershala Ali, ganador del Oscar al Mejor Actor Secundario, porque su actuación es excelente. 

Por último, solo me gustaría compartir con vosotros una reflexión que tuve al salir del cine. Moonlight es una buena película, no apta para todos los públicos, brillante en algunos aspectos. Sin embargo, no encontré ningún argumento de peso para decir que la cinta merecía el Oscar a la Mejor Película. Sí, es una digna nominada, pero para mí no es la justa vencedora del mayor premio al que puede optar una película. La La Land, mi favorita y ganadora durante un efímero periodo de tiempo, me transmitió mucho más. Pasión, nostalgia, amor al cine...

En definitiva, Moonlight es una de aquellas películas que dan que pensar cuando sales del cine, intensa y profunda. Es un poco lenta y tiene un estilo muy particular, lo que hace que no sea apta para todo el mundo. 

Puntuación: 7,5/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario