domingo, 22 de enero de 2017

xXx: Reactivado


Fui al cine a ver el regreso de Xander Cage (Vin Diesel) a la gran pantalla porque la primera película de la ahora trilogía me gustó mucho. Me pareció muy entretenida y con algunas escenas de acción tan impresionantes como inverosímiles. La segunda parte, sin Diesel y con Ice Cube, me pareció un poco floja y eché de menos al protagonista de la primera entrega. Con respecto a esta tercera entrega, no tengo mucho que decir porque lo que leeréis a continuación ya lo habréis oído muchísimas veces.

xXx: Reactivado no es una buena película. La historia no tiene mucho sentido y no hay ningún personaje lo suficientemente interesante como para ser recordado. Sin embargo, es la típica cinta que a pesar de ser mala, pasas un buen rato viéndola y te entretiene lo suficiente como para recomendarla a aquellas personas que les gusta ir al cine a ver películas con buenas dosis de acción, divertidas y sin complicaciones.


Al igual que sus dos predecesoras, las escenas de acción son espectaculares e inverosímiles. Debemos admitir que la película se pasa las leyes de la gravedad por un sitio que todos conocemos. Pero curiosamente ese es el único punto fuerte de la película porque poco más puede ofrecer.

Lo más flojo, a parte de la historia en sí, son las interpretaciones. Los personajes carecen de encanto, no hay ninguna buena actuación e incluso Vin Diesel me pareció fuera de lugar. Samuel L. Jackson me encanta y ya sabemos que se apunta a lo que sea, pero quizás debería poner algún filtro a la hora de escoger sus trabajos. Por último, Toni Collette tampoco se salva y su papel no me convenció.


En definitiva, xXx: Reactivado no es una buena película pero es entretenida. Si estáis dudando si ir al cine o no a verla, os diré lo siguiente: si esperáis algo más que buenas dosis de adrenalina y testosterona, esperad a que la hagan por la tele una tarde de un domingo lluvioso.

Puntuación: 6/10



No hay comentarios:

Publicar un comentario