domingo, 20 de noviembre de 2016

La Llegada


A pesar de las buenas críticas y la buena acogida del público, mucho me temo que voy a ser de los pocos que no salió entusiasmado del cine después de ver La Llegada (Arrival).

Antes de empezar con mi crítica, os hago un breve resumen de la película: la llegada de 12 naves extraterrestres a lo largo del planeta hace saltar las alarmas de todos los países del mundo. El gobierno americano, en busca de respuestas, decide recurrir a los servicios de una experta lingüista (Amy Adams) y a un experimentado físico (Jeremy Renner) para averiguar el motivo de la presencia alienígena en la Tierra. A medida que la protagonista va aprendiendo su lenguaje, descubrirá que hay muchas cosas que la humanidad desconoce y la llevarán a un viaje interior que determinará su futuro y el de toda la humanidad.

La historia parte de una buena premisa, con muchas incógnitas por resolver, con una tensión que se puede palpar desde el primer hasta el último minuto. La película avanza con determinación pero lejos de convertirse en la típica cinta de ciencia ficción con extraterrestres de por medio, se convierte en un thriller psicológico dónde nada es lo que parece y todo está por descubrir. Y la verdad es que creo que es una propuesta muy interesante. Cierto es que los extraterrestres juegan un papel determinante, pues la historia gira en torno a su aparición. Sin embargo, en el nudo me faltó algo que no vi, por ejemplo, que los alienígenas jugaran un papel diferente, un poco más proactivo. Es decir, se me hizo un poco pesada en algunas partes de la trama debido a la lentitud en la que ocurren las cosas.


Otro aspecto negativo que encontré en la historia es que el viaje espiritual, por así decirlo, en el que se ve inmersa la protagonista durante la película no terminó de convencerme y tampoco me emocionó. Entiendo que a la gente a la que sí le tocó la historia les parezca una cinta mejor de lo que yo la estoy pintando. Para gustos, colores.

Por lo que respecta al reparto, nada que objetar. Amy Adams realiza una muy buena interpretación, mientras que Jeremy Renner y Forest Whitaker acompañan a la protagonista principal realizando dos buenas actuaciones.


La película me pareció una mezcla entre Contact (1997), dirigida por Robert Zemeckis y protagonizada por Jodie Foster, y 2001: Una Odisea en el Espacio (1968), del inigualable Stanley Kubrick. Si alguien las ha visto las dos y no le han gustado, no hace falta que vaya a ver esta cinta. Si por el contrario, como en mi caso, sí que le han gustado, recomiendo que vayan al cine a verla. Y si, por remoto que pueda sonar, alguien no ha visto ninguna de las dos, les recomiendo que vean las tres. 

En definitiva, La Llegada es una cinta atrevida y poco convencional, que tiene sus cosas buenas pero que a mí no me convenció. La recomiendo a todos los fans de la ciencia ficción porque creo que, para bien o para mal, es una cinta que hay que ver.

Puntuación: 7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario