jueves, 21 de julio de 2016

Van Wilder: Animal Party (2002)


Van Wilder (Ryan Reynolds) es un estudiante en la Universidad de Coolidge que, durante 8 años allí, ha dedicado más tiempo a organizar fiestas y pasearse por el campus en su carro de golf que al estudio. Sin embargo, todo cambia cuando su padre se entera de qué su hijo aún está en la universidad y decide dejar de pagarle la manutención. En consecuencia, Van Wilder busca nuevas maneras para subsistir en la universidad. Al ser un personaje popular en el campus, el protagonista atrae la atención del periódico estudiantil, el director del cual encarga a Gwen Pearson (Tara Reid) escribir un artículo sobre Van Wilder. 

A pesar de la frialdad que el personaje principal del film tiene hacia Pearson en el momento de conocerse, la periodista consigue establecer un vínculo afectivo con Van Wilder y descubre que es una persona que tiene miedo a enfrentarse a la vida real. Nuestro protagonista es incapaz de asumir responsabilidades y actuar ante los desafíos que se le presentan.

Walt Becker es el director de la película que recrea la vida estudiantil en un campus universitario mediante las fraternidades, las fiestas, el deporte y las relaciones de amistad y amor entre compañeros de estudios. Becker presenta a Van Wilder y Gwen Pearson como personajes que se contraponen entre sí pero que se complementan el uno al otro. 

Por una parte tenemos a Van Wilder que es un chico extrovertido y admirado por los estudiantes de la universidad, que evita tomar decisiones importantes como adulto y acostumbra a depender de sus amigos. En contraposición, Pearson es una chica introvertida y desconocida para todos, pero su esfuerzo y su capacidad de autosuperación la han llevado a trabajar en el periódico de la universidad. 


El director del largometraje hace uso de la comedia para describir comportamientos y situaciones estúpidas y surrealistas, con la intención de construir una trama coherente con los personajes y conseguir sacar alguna que otra carcajada al espectador. Es probable que Walt Becker  se inspirase en los personajes y el guión de películas como American Pie y Road Trip para producir Van Wilder: Animal Party.

Ryan Reynolds hace una buena actuación en la película, consigue dotar al personaje de un carisma y extroversión que convencen al espectador cada vez que Van Wilder aparece en escena. Sin embargo, Tara Reid hace una interpretación decepcionante porqué se limita al papel de actriz secundaria en la cinta y no cumple con las expectativas generadas en un primer momento.

La película es entretenida en sí y muy recomendable cuando se quiera pasar un buen rato con los amigos una tarde de fin de semana.

Puntuación: 6,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario