sábado, 18 de junio de 2016

Southpaw (2015)


Billy Hope (Jake Gyllenhaal) es un boxeador estadounidense que, tras mantener una larga racha de imbatiblidad en el cuadrilátero, pierde a su mujer Maureen (Rachel McAdams) en un trágico accidente. Este hecho supone un punto de inflexión en la vida profesional y personal de Hope porque, después de esto, pierde el siguiente combate, sus propiedades y la custodia de su hija. Sin casa y caído en desgracia, Billy Hope acude al gimnasio de Tick Willis (Forest Whitaker) en Nueva York en busca de ayuda para volver a la élite del mundo del boxeo, recuperar a su hija, ganarse el respeto de la prensa, de los aficionados y llevar una vida normal de nuevo.

Antoine Fuqua vuelve a sorprendernos con una película que describe el lado íntimo y familiar de un deportista profesional, el grado de influencia de los contratos profesionales y los agentes en la vida extra deportiva, la brevedad del éxito en el cuadrilátero y la presión de la fama en un boxeador. Además, el largometraje contiene escenas dramáticas que dan a entender que los boxeadores son personajes públicos que son admirados y respetados cuando han alcanzado la cima de la montaña pero nadie se acuerda de ellos cuando ya no están en ella. En relación con el lado humano del protagonista, el director se esfuerza por mostrar a Billy como un boxeador que vence y supera todos sus demonios del pasado para alcanzar la grandeza y la redención en el cuadrilátero. Es posible que Fuqua se haya inspirado un poco en Million Dollar Baby para rodar el largometraje y en la cobertura mediática del enfrentamiento entre Floyd Mayweather Jr. y Manny Pacquiao en Mayo del 2015.


Jake Gyllenhaal hace una gran interpretación de Billy Hope que, visto lo visto, bien podría estar a la altura de la de Sylvester Stallone como Rocky Balboa. Rachel McAdams hace un buen papel como esposa de Hope en el film y sorprende la actuación de Forest Whitaker, que recuerda al Whitaker que interpretó a Idi Amin en El Último Rey de Escocia por su capacidad de trabajar el personaje hasta el límite.

En definitiva, la cinta destaca por la actuación de Jake Gyllenhaal, el trasfondo sociocultural de la figura del boxeador y los momentos de drama, tensión y emoción que logran captar la atención del espectador.

Puntuación: 8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario