domingo, 5 de junio de 2016

Fin de Semana de Netflix

THE DO-OVER


Parece que Adam Sandler ha encontrado su sitio en el panorama cinematográfico actual: Netflix. Después de The Ridiculous 6, Sandler nos presenta una nueva película muy de su estilo, The Do-Over. La película no ofrece nada nuevo, todo nos es familiar en esta comedia casi para todos los públicos. Guión simplón, humor tonto y chicas guapas. La historia tiene parecidos con Niños Grandes o Sígueme el Rollo y muchos gags no nos sorprenden. Sin embargo, la película tiene su toque divertido y a pesar de ser muy previsible, la historia es entretenida. Comienza con más fuerza de la que termina pero no es uno de los peores trabajos del actor.

Recomiendo la película a todas esas familias que se sientan en el sofá un domingo por la tarde para ver una peli divertida, entretenida y sin demasiadas complicaciones.


BLUE MOUNTAIN STATE


Terminada la primera temporada, debo reconocer que la serie me enganchó desde el primer instante. Con un toque que recuerda a American Pie, la serie es de lo más entretenida, graciosa y sus 20 minutos de duración se hacen cortos la mayoría de los episodios. Muchas de las tramas son inverosímiles, muy exageradas, pero al fin y al cabo eso es lo que hace que la serie tenga tanta gracia y sea tan divertida. Según mi opinión, el mejor personaje de la serie es Thad Castle, papel interpretado por el actor Alan Ritchson. Su locura y su estupidez encajan a la perfección con lo que es la serie. Muchas ganas de continuar viendo las dos temporadas que me quedan (por desgracia solo tiene tres).

Además, mencionar que en Netflix también se puede encontrar la película Blue Mountain State: The Rise of Thadland (2016), con los mismos protagonistas. En breve subiré crítica de esta peli.


VACACIONES EN EL INFIERNO


Aunque no es fácil ver a Mel Gibson protagonizando una película, cuando lo hace los seguidores de sus películas de los 80 y 90 hace que nos sintamos orgullosos de él. Y es que en esta película de 2012 sobre crímenes, tráfico de drogas, cárceles mexicanas y conflictos fronterizos, Gibson demuestra estar en muy buena forma. La película, con un toque oscuro e irónico, recuerda por momentos a Payback, película de 1999 protagonizada por el actor. Vacaciones en el Infierno es una película muy entretenida, que avanza sin prisa pero sin pausa y con un guión de los más acertado. Las dosis de acción están perfectamente ejecutadas y aparecen cuando la historia más lo necesita. Encontrar una película de acción convencional que sea buena es muy difícil hoy en día. Vacaciones en el Infierno cumple perfectamente con su cometido. Gibson al servicio del espectador. Genial. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario