miércoles, 2 de marzo de 2016

Deadpool


Fui a ver Deadpool sabiendo lo que me encontraría: una película con un antihéroe gamberro, irreverente, maleducado e indisciplinado, casi con más bromas y palabrotas que acción. Hay que reconocer que esta película no tiene nada que ver con las otras películas de Marvel y admito que es un soplo de aire fresco para el género de los superhéroes, algo distinto que llega para cambiar un poco los moldes de este tipo de películas.

La película es divertida, la historia es ágil y el uso de los "flashbacks" permite que la historia avance bastante deprisa sin tener que entrar con mucho detalle en los orígenes del personaje, lo justo y necesario. Muchos gags, muchas bromas y palabrotas que hacen de la película algo diferente, entretenida y sorprendente en muchos aspectos. Además, la duración es perfecta y no se hace larga.


Si las películas de Los Vengadores se sitúan en un extremo, Deadpool se sitúa en el otro: unos son superhéroes, salvan el mundo, son un ejemplo a seguir y las películas son épicas mientras que el otro es un antihéroe, solo quiere salvarse a sí mismo, no es un modelo a seguir y la película es casi una sátira de las otras. Es por ese motivo que, aunque la peli me gustó bastante, continuo prefiriendo las películas de Los Vengadores (Capitán América, Iron Man o Thor). Para mi gusto, Guardianes de la Galaxia también rompe un poco con los moldes de las películas mencionadas anteriormente pero lo hace de un modo muy moderado, sin renunciar al heroísmo de los personajes ni a la épica de la película y en ese sentido, me gustó mucho más que Deadpool.

Mi puntuación: 7,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario